Iglesia y plaza de San Roque, en Firgas

Iglesia De San Roque, Firgas, España

Mañanas a partir de las 10:00 para visitar interior del templo. De 10:00 a 22:00, cascada de la fuente en funcionamiento.

La plaza de San Roque fue el primer núcleo poblacional del municipio de la Villa de Firgas. En 1502, Tomás Rodríguez de Palenzuela (fundador del pueblo de Firgas) y su esposa, Inés de la Peña, mandaron construir una ermita bajo la advocación de San Juan de Ortega, primer patrón de la localidad, que era de origen burgalés y paisano de Tomas Rodríguez de Palenzuela. En la actual plaza de San Roque podemos encontrar un busto dedicado a San Juan de Ortega primer patrón del municipio y patrono a su vez de los arquitectos.

Antiguo convento

En 1613 una asamblea de vecinos solicitó a Pedro Espino Brito, arcediano de Canarias y vicario general del Obispado, dar licencia a la Orden de Predicadores de los Dominicos para fundar un convento, al que apoyarían con sus limosnas. Dicha licencia se otorgó ese mismo año y hasta 1836 el convento de San Juan de Ortiga formó parte de la historia de Firgas y de Gran Canaria.

Tesoro arquitectónico

La iglesia parroquial de San Roque es el mejor tesoro arquitectónico que se conserva en el municipio. De lo que era la primera ermita queda la fachada, sin el campanario, la puerta principal y una importante obra de imaginería religiosa. La iglesia tuvo su apertura con total autonomía el 19 de enero de 1845 y su fundación se debe al obispo de Gran Canaria Judas José Romo Gamboa, siendo su primer párroco Adrián Ramírez de Medina.

La plaza de San Roque fue el primer núcleo poblacional del municipio de la Villa de Firgas. En 1502, Tomás Rodríguez de Palenzuela (fundador del pueblo de Firgas) y su esposa, Inés de la Peña, mandaron construir una ermita bajo la advocación de San Juan de Ortega, primer patrón de la localidad, que era de origen burgalés y paisano de Tomas Rodríguez de Palenzuela. En la actual plaza de San Roque podemos encontrar un busto dedicado a San Juan de Ortega primer patrón del municipio y patrono a su vez de los arquitectos.

Antiguo convento

En 1613 una asamblea de vecinos solicitó a Pedro Espino Brito, arcediano de Canarias y vicario general del Obispado, dar licencia a la Orden de Predicadores de los Dominicos para fundar un convento, al que apoyarían con sus limosnas. Dicha licencia se otorgó ese mismo año y hasta 1836 el convento de San Juan de Ortiga formó parte de la historia de Firgas y de Gran Canaria.

Tesoro arquitectónico

La iglesia parroquial de San Roque es el mejor tesoro arquitectónico que se conserva en el municipio. De lo que era la primera ermita queda la fachada, sin el campanario, la puerta principal y una importante obra de imaginería religiosa. La iglesia tuvo su apertura con total autonomía el 19 de enero de 1845 y su fundación se debe al obispo de Gran Canaria Judas José Romo Gamboa, siendo su primer párroco Adrián Ramírez de Medina.

Visitado 315 veces, 4 Visitas de hoy

Publicada en Qué ver

Añadir una Reseña

Vota este haciendo clic en una estrella abajo:

Listados Relacionados