Dulces de Guía, artesanía repostera en variadas galletas, bollos y polvorones

Santa María de Guía de Gran Canaria, Las Palmas, España

Los llamados “dulces de Guía” son un surtido de bollos y galletas horneados, hechos a partir de una masa de harina y manteca, entre los que destaca el bollo con pintitas, pero también están los de anís, pasas, almendras o canela (el paquete también incluye los populares polvorones). Y, con el aspecto de su miga ligera y bizcochada, otra elaboración artesana y tradicional de la misma ciudad asociada a los anteriores son las lengüillas, tan sencillas como la harina, azúcar y huevo que componen su masa junto con algún aditivo repostero. Todos ellos se pueden adquirir en los comercios de esta ciudad y en una antigua panadería aún en activo que envuelve con sus deliciosos aromas al visitante y ofrece los citados dulces hechos allí mismo.

Historias de mujeres

En Guía ha ocurrido como en otros lugares de la isla, donde algunas mujeres que se dedicaron a hacer diversos productos reposteros como medio de vida acabaron por unir el nombre de su pueblo a la tradición de adquirir en él sus elaboraciones. Incluso, y era frecuente todavía a mediados del siglo XX, era el cliente quien iba provisto de los huevos que requería su elaboración. En la ciudad cabecera del municipio de Santa María de Guía esta repostería se llama “dulces de Guía”. “Rosita y Chonita eran las viejillas que hacían antes los bollos por encargo”, recuerda una de las actuales reposteras, a la que aún vienen a preguntarle personas que le hacen encargos para alguna celebración si deben traerle los huevos.

La importancia de los huevos

La pregunta, hoy anecdótica, tiene mucho significado para las generaciones que crecieron en la posguerra (años 40 y 50 del siglo XX). En las casas en el campo, y hasta en las azoteas o patios de las de pueblos y ciudades, siempre había algunas gallinas, pocas, que se cuidaban con mimo. Los huevos eran un alimento reconocido y escaso, bien pagado y demandado, y los más humildes los vendían (privándose de su consumo), para comprar unas alpargatas o una camisa. Reuniendo durante varios días los pocos huevos que ponía alguna gallina, una familia podía acudir a la señora de los dulces (quienquiera que fuese en cada pueblo) y encargarle un surtido para tener en casa con ocasión de algún bautizo o, simplemente, para las visitas.

Visitado 411 veces, 2 Visitas hoy

Publicado en Qué comprar

Agregar comentario

Valorar haciendo clic en una estrella de abajo:

Related Listings

Chorizo de Teror y morcilla dulce, embutidos típicos canarios

928 630 824

Teror, España

8:30 a 13:00 horas y 16:00 a 20:00 horas de lunes a viernes, 8.30 a 14.00 horas los sábados de y 9:00 a 14:00 horas los domingos.

“Los chorizos y las morcillas que se elaboran en Canarias tienen su canal de distribución en los comercios de alimentación de las islas, pero su origen está en las elaboraciones caseras de agricultores que criaban cochinos para el autoconsumo y llegado el día de la matanza salaban la carne y… Read more…